Saltar al contenido

Bonsái Almendro

El bonsái almendro se trata de uno de los bonsáis más apreciado y destacado en vista a la floración blanca que es producida a inicios de año. Tiene una corteza formada similar a los ejemplares más viejos; de ahí radica su parecido con otros árboles, como en caso de los tradicionales japoneses. Esto, de hecho, lo convierte en un espécimen muy interesante en torno a las personas que se dedican a su cuidado, cultivo y protección.

bonsai almendro flores blancas

Comprender la importancia de este bonsái, sus características y otro conjunto de variantes que dan base a su constitución y pueden permitir que de desarrolle de forma adecuada, es una de las decisiones más importantes a tomar ¡Y aquí te lo enseñaremos!

Presenta características muy similares a arbustos de otras variaciones orientales. Estos parten desde la etapa de florecimiento hasta la forma en que se desarrollan. El ambiente debe ser adecuado, ya que un exceso de grado resultará en su decaimiento, impidiendo que pueda florecer completamente.

Cuidados del bonsái almendro

En lo relativo al cultivo, no son muy exigentes. Se adapta con muchísima facilidad a los ambientes calurosos. En zonas de 40 grados el árbol sufre daños en frutos, troncos y hojas, especialmente a causa de su deshidratación. En torno a los 35 grados, su actividad fotosintética se empieza a detener.

Los almendros se mantienen en correctas condiciones, aunque estén en lugares donde el agua falte. A pesar de esto, la humedad se convierte en su problema principal, en vista a que puede afectar las distintas fases de vegetación.

El bonsái almendro debe regarse en el momento que la tierra se comience a secar, estando más atento de los días calurosos o que tengan demasiado viento. Estos son favorables para su transpiración.

Ubicación

Es requerido un alto nivel de insolación para que puedan crecer de forma adecuada. Lo más óptimo es que sean expuesto en la orientación ‘este’, así recibirán el sol de mañana. La densidad de las hojas se languidecerá, también se presentarán situaciones de semi-sombra o sombreadas. Así que resultará el proceso cada vez menor.

Este es uno de los puntos más importantes de este tipo de árboles. En caso de que esté ubicado en un lugar donde no se establezcan las condiciones adecuadas para su desarrollo, el proceso será obstruido.

Poda

Este tipo de árbol suele ramificar muy mal, así que se debe ser constante con las podas y pinchazos, en vista de que las ramas alargan mucho, a pesar de tener poca densidad.

Es posible hacerlo a principios de verano, ya que hay ramas alargadas en exceso. Lo idóneo es esperar que la floración termine para pinzar las ramas. En caso de que se haga antes, se corre el riesgo de perder las yemas de flor.

¿Cuándo trasplantar un bonsái almendro?

Deben ser trasplantado muy temprano en vista de que empieza a florecer a inicio de cada año. Se debe de fijar en las yemas antes que la operación inicie, debido que ésta nos brindará una idea absoluta de la actividad vegetativa.

Presenta un soporte muy elevado de la poda de raíces, aunque se secan las ramas cuando se encuentran demasiado drásticas. Hay ejemplares significativos que representan la complicación de formar una ramificación en el bonsái almendro.

bonsái almendro cuidados con flores