Saltar al contenido

Grava volcánica para bonsais

La grava volcánica es el sustrato con mejores condiciones de aireación y drenaje.

 

 

Comprar grava volcánica para utilizarla como sustrato en nuestros bonsáis es un acierto, ¡pero cuidado!

La grava volcánica presenta unas condiciones de aireación y de drenaje óptimas, pero es muy exigente con el riego, por ello, nunca se utiliza solo. Es muy frecuente en el uso como sustrato, pero siempre mezclada con algún otro sustrato, como la akadama, que le aporte al suelo una mayor consistencia.

La grava volcánica es muy resistente y no de degrada con su uso. Se utiliza para asegurar un buen drenaje en el bonsái y evitar así los encharcamientos.

Este sustrato se extrae del enfriamiento del magna de los volcanes, por lo que en realidad se trata de una roca ígnea.

Antes de su uso, hay que desprenderle el polvo que trae consigo, lavándola en un poco de agua. De esta manera, evitamos que este polvo se pose en el fondo de la maceta.

Gracias a sus características ayuda a la oxigenación del suelo y suaviza la presión del suelo.

Hay dos maneras de utilizarla:

  • Como capa de drenaje: colocándola en la parte inferior (en el suelo) del interior de la maceta.
  • Como agente separador: mezclándolo con akadama, funciona como separación impidiendo que el sustrato se compacte.

(Para ser cierto, tiene un tercer uso; un uso decorativo)

En bonsais.online hemos preparado la mejor selección de grava volcánica, contando con las mejores marcas y siempre a la mejor relación calidad-precio.

Tambien puede interesarte:

Nuestra puntuación

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)