Saltar al contenido

Bonsai Guayacan

El Bonsai Guayacan es un tipo de Bonsái que se procedente de América del Sur y América Central.

Este bonsái presenta un desarrollo de éste es lento y es un bonsái especialmente recomendado para ser trabajado condiciones climáticas similares a las de América del Sur o España.

Bonsai guayacan en flor 

 

Características del Bonsai Guayacan

 

El bonsai Guayacan posee un tronco cilíndrico y resistente . Su corteza es de color marrón con pigmentos negros y una gran cantidad de ramas, hojas y flores. Sus flores suelen ser de tono amarillo muy llamativo, aunque en algunos casos también pueden observarse de color rosado.

En algunas ocasiones, se utiliza sus ramas y follaje para fabricar remedios homeopáticos.

 

Cuidados Bonsai Guayacan

 

Este árbol debe ser cuidado constantemente pero no requiere de mucho tiempo, ya que sus cuidados son básicos.

  • Situarlo al aire libre y proporcionarle mucha luz solar, procurando que en la época de verano no sea de manera directa ya que esto podría secarlo. En las heladas del invierno, debemos procurar mantenerlo al resguardo del frío y las lluvias torrenciales.
  • Este bonsái ve favorecido su desarrollo sobre una maceta para bonsáis esmaltada con escasa profundidad.
  • Podarlo y eliminar sus hojas enfermas a fines de la temporada de invierno y comienzos de la temporada de primavera. Esto ayudará a fortalecer y aumentar el crecimiento de nuestro Bonsai Guayacan.
  • Regarlo con una gran cantidad de agua, procurando no llegar al extremo de ahogar al bonsái. El tiempo entre cada momento de riego dependerá de muchos factores, entre ellos, la cantidad de luz que le llegue a nuestro árbol. Al momento en que la tierra se encuentre húmeda (no seca), deberá regarlo. Los riegos aproximados, podrían definirse en torno a una vez al día en verano (dos veces al día si hace excesiva calor) y cada tres o cuatro días en invierno.

  • Abonarlo es fundamental en el cuidado del Bonsai Guayacan, ya que este no presenta una gran cantidad de sulfato. Colocar una fertilización con gran contenido de nitrógeno en primavera y verano, y una rica en fósforo y potasio en otoño e invierno, ayudará a que nuestro Guayacan crezca sano y fuerte.
  • Trasplantar el árbol en la época de verano cada 3 a 5 años cuando sus raíces hayan ocupado toda la maceta, ayudará a que el árbol siga creciendo y pueda continuar creando raíces más compactas.
  • Al momento de trasplantar el bonsái, deberá eliminarse la mayor cantidad de sustrato posible de las raíces junto con las raíces que se encuentren en mal estado o secas. Además, en la nueva maceta deberá colocarse grava, ya que esta impedirá que el agua se estanque. Luego de ello, se procederá a trasplantar el árbol y rellenar los huecos que queden con más tierra para evitar que se acumule aire alrededor de este. A continuación, riegue el árbol con abundante cantidad de agua.

 

Nuestra puntuación
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)