Saltar al contenido

Macetas

Todos los enamorados del arte del bonsái sabemos que el 50% de la estética del bonsái dependerá de la maceta en la que se encuentre plantado.

 

 

 

 

 

 

 

COMPRAR MACETAS PARA BONSAIS

 

Todos los enamorados del arte del bonsái sabemos que el 50% de la estética del bonsái dependerá de la maceta en la que se encuentre plantado.

Para mí, el bonsái significa construir belleza y hacerlo desde la disciplina y la paciencia, admirar como crece, cuidarlo y encontrar la calma dentro del estrés de la rutina diaria.

Yo personalmente, no dispongo de un gran espacio para el cuidado de mis pequeños árboles, pero tengo una terracita pequeñita y como puedes imaginar, todos mis bonsáis son bonsáis shohin.

¿Qué que tiene que ver con las macetas? Pues cuando quise trasplantar mi primer bonsái (hará 12 años o así) nadie me había hablado de la importancia de esta. Recuerdo que no quise arriesgar y tomé una maceta de un tono blanco marfil, de lo que yo consideraba un buen diámetro para mi prebonsái y lo que en aquel entonces yo consideraba una profundidad media, solo porque me parecía bonita.

Mi bonsái era un bonsái ficus microcarpa, ya puedes imaginar lo que sucedió. Nadie nace sabiendo (y por aquel entonces, en internet no había tanta información sobre bonsáis, como la hay ahora).

Yo estaba contento con su tamaño, pero por algún motivo no terminaba de convencerme.

Un día, un amigo experto en el tema (quien me introdujo en este mundo) paso por mi apartamento a ver cómo iba el bonsái, esta fue la conversación:

-¿Dónde has comprado esta maceta?

-En tienda de jardinería de debajo de mi casa.

-Te han engañado

(Espera, espera, espera, a mí nadie me ha engañado, fui yo quien tomó el tiesto, preguntó el precio y pago. Ningún negocio quiere tener clientes descontentos, digo yo)

-¿Por qué me han engañado?

-Porque tu querías un bonsái shohin y vas a terminar con un omono. Además, es una maceta para plantar cactus.

(Mira, no entendía nada, pero él ya tenía una colección humilde de arbolitos y yo no sabía que significaba shohin)

Pasaron dos días y tocaron a la puerta, al abrir volvía a ser él. Traía una bolsa de tela grande en una mano, y una maceta roja y esmaltada en la otra (bastante menos profunda que la que había comprado yo).

Recibe una masterclass de como trasplantar, podar, alambrar, abonar y cuidar un bonsái en apenas 3 horas y me regaló una guía que preside mi estantería, con cientos de consejos y cuidados para bonsáis.

 

Si algo aprendí, fue que la estética de la maceta no la elijo yo, la elige el bonsái.

 

TIESTOS PARA BONSAIS

Antes de trasplantar un prebonsái o un bonsái, debemos elegir bien en que maceta quedará mejor, que profundidad queremos que alcancen sus raíces y cuánto es lo apropiado que mida de largo. Al fin y al cabo, va a vivir en ese tiesto como poco 3 años.

 

Mi principal problema al comprar la primera maceta para mi primer bonsái, fue que no fui a una tienda para bonsáis (tanto que, al poco fui para comprar un suibán a juego con mi maceta roja esmaltada y me dijeron que ellos no comercializaban productos para bonsáis).

El segundo problema fue que no tenía casi donde elegir, ninguna me gustaba (¡normal, no eran macetas para bonsáis!)

Desde bonsáis.online, no queremos que eso pase más, por eso hemos hecho la mejor selección de macetas para bonsáis, de todos los tamaños, formas y colores. Macetas esmaltadas. Macetas sin esmalte. Macetas ovaladas. Macetas rectangulares. Macetas circulares. Macetas hechas a mano. Macetas baratas. Macetas japonesas.

Mira tu bonsái, su forma, su edad, su tamaño y luego mira nuestras macetas, ¿Dónde crees que quedará mejor? A lo que la estética refiere, no hay ninguna regla que refleje cual es el mejor diseño. Imagina que vas a comprarte unos zapatos ¿Cuáles te quedarán mejor? Dependerá de tu forma de vestir, de tu estilo de vida, de la talla que necesites, dependerá de la marca y sobretodo, dependerá de lo cómodo o cómoda que te sientas con esos zapatos. Pues algo así.

Elegir bien los zapatos para nuestro arbolito es el 50% del resultado final del bonsái.

 

[Para finalizar mi periplo en lo que refiere a elegir correctamente, la segunda vez que fui a comprar una maceta, esta vez para mi segundo bonsái (era un cerezo), fue a una tienda donde sí entendían de bonsáis y me dieron tantas opciones que no supe decantarme. Fui a casa, y busqué en google “bonsái cerezo” y encontré la imagen de un bonsái cerezo en otoño, sobre una maceta rectangular, con poca profundidad y de un tono gris agrietado; sin duda esa era la maceta adecuada para mi bonsái. Volví corriendo a la tienda y expliqué cual quería. Tardaron bastante en traérmela, ya que les resultó complicado encontrarla, pero quedaba genial.

Con el paso del tiempo, te acostumbras y no necesitas más que mirar el bonsái para saber que zapatos le quedan mejor.

 

¡Gracias por pararte a leer mis comienzos en este mundo tan extenso como es el bonsái!  Supongo que empecé como todos, con más ganas que conocimientos, pero creo que lo importante es empezar y ya vamos aprendiendo de los errores.

Si te apetece, puedes contarme como fueron tus primeras experiencias que las leeré desde la máxima admiración.

 

 

 

 

Nuestra puntuación

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)