Saltar al contenido

Bonsái Olmo Chino

El bonsái olmo chino, como indica su nombre, tiene su origen en China. Su corteza es fina y de color gris en su primer periodo de vida, cuando es adulto alcanza un color marrón clarito con tonos rojos. Sus hojas son pequeñas y dentadas de un verde muy intenso, las cuales amarillean cuando llega el otoño. Tiene flores muy pequeñitas y su crecimiento es muy rápido.

bonsái olmo chino en maceta ovalada
Bonsái Olmo Chino de 1969

Es un bonsái muy popular dentro de los aficionados al arte del bonsái, ya que es un bonsái fácil de cuidar. Crece sin dificultad tanto en interior como en exterior. Aunque el Olmo chino es el bonsái más conocido, la familia de los olmos es muy extensa

Familia de bonsáis Olmo:

  • Olmo común: Ulmus minor
  • Olmo asiático o chino: ulmus parvifolia
  • Olmo inglés: ulmus procera
  • Olmo blanco: ulmus fulva
  • Olmo de Siberia u olmo enano: ulmus pumila
  • Olmo japonés: ulmus japónica
  • Olmo liso: ulmus laevis

Cuidados bonsái olmo

  • Ubicación. Son bonsáis de exterior, pero debemos protegerlos en los meses donde las temperaturas bajen de los 5ºC. En invierno si vamos a tenerlo en una zona interior, debemos de tener cuidado con la temperatura, ya que si esta es demasiado alta puede que le aparezcan brotes fuera de temporadas.
  • Iluminación: bajo la luz directa del sol, cuando lo tengamos dentro de casa, si no disponemos de una luz artificial para bonsáis que facilite su crecimiento, lo pondremos debajo de una ventana.
  • Humedad: no debemos utilizar pulverizadores de agua cuando la temperatura sea inferior a los 15ºC de lo contrario podríamos atraer hongos. En caso de tener el árbol dentro, es aconsejable que favorezcamos la ventilación después de cada riego.
  • Riego: cuando el sustrato está semi-seco, lo regaremos, no antes para evitar encharcamientos. La frecuencia de riego suele ser cada 4-6 días en invierno y cada 2-3 días en verano.
  • Sustrato: es un bonsái muy resistente que agarra en sustratos pobres, pero su crecimiento se ve favorecido en sustratos 100% akadama (aunque podemos utilizar akadama 70% mezclada con un 30% de grava volcánica).
  • Abono: tiene dos brotaciones al año una en otoño y la otra en primavera, las dos tempranas. El abonado debemos hacerlo en cuando veamos que tiene comienzo la brotación.
  • Alambrado: se debe alambrar el bonsái olmo chino al tiempo que realizamos el abonado (en otoño y en primavera). Para cuidar que la corteza no acabe absorbiendo el alambre debemos cambiárselo cada 6-8 semanas. Este tipo de bonsái ya tiene un aspecto natural muy vivo, por lo cual solo se recomienda alambrar cuando no haya otra solución posible y siempre utilizando aluminio anodizado. Sus ramas son bastante flexibles.
  • Trasplante: cada dos años en los meses de noviembre, diciembre o enero. Sus raíces permiten podas drásticas, por lo que podemos podar hasta la mitad de las mismas sin miedo. Si coincide el trasplante con días muy soleados, es conveniente proteger al bonsái de la luz directa del sol.
  • Pinzado: Es un bonsái que permite muy bien el pinzado y podemos practicárselo todo el año, con cuidado de no estropear el diseño. El mejor momento para comenzar con el pinzado es a finales del otoño o inicios del invierno.
  • Defoliado: acepta bien la defoliación. El mejor momento para defoliar el bonsái olmo es desde finales de primavera hasta el comienzo del otoño, cuando la hoja de la brotación primaveral comienza a estar madura. Es un bonsái que aguanta bien y lo podemos defoliar varias veces siempre y cuando esté sano.
  • Plagas: a veces es atacado por el pulgón, la mosca blanca o la cochinilla, podemos combatirlo con jabón potásico y con aceite de Neem.
  • Hongos: si el nivel de humedad es muy alto, es posible que acabe sufriendo de hongos. Son fáciles de detectar si le aparecen señales en las hojas. Le aplicaremos un fungicida con un pulverizador y disminuiremos la cantidad de agua en los riegos.

Para prevenir hongos y plagas, podemos aplicarle un poco de aceite de Neem diluido en agua, cada dos semanas.


¿Tienes un bonsái olmo chino? Es muy fácil de cuidar, muy resistente, muy agradecido con los pequeños cambios y sobretodo una pieza de diseño maravillosa.